beneficios web

Un sitio web otorga prestigio a tu negocio, aumentando el nivel de confianza en tus potenciales clientes, y por tanto aumentando también tus ventas. Sin mencionar otros beneficios como el reconocimiento de marca o posicionamiento por delante de tu competencia. En este tema tengo que ser muy directa: si no tenés una web, no existís. Es imprescindible que estés allá donde están millones de personas todos los días y en todo momento.

 

Ventajas de tener un sitio web:

1.- Mejorás la imagen de tu marca.

A la hora de tomar una decisión de compra, los clientes están influidos por la calidad y el prestigio de las marcas, no se trata únicamente de una necesidad. Entonces, que mejor manera de demostrar lo que valés con una pagina web de primer nivel (porque cuando mejor sea la web, mayor será el prestigio).

Hoy en día, la mayoría de las personas buscan referencias a través de Google, el mayor motor de búsqueda en el mundo. Para poder estar indexado a Google tienes que tener un sitio web si o si, de lo contrario perdés gran parte de clientes potenciales.

2.- Aumentás tus ventas.

Las pequeñas y medianas empresas pueden aumentar considerablemente sus ventas al tener un sitio web efectivo. Al brindarles a los clientes la posibilidad de que soliciten los productos o servicios por internet, la experiencia de compra se hace mucho más fácil y accesible.

3.- Obtenés información de tus clientes.

En una web tenés todos los datos necesarios para saber si tu estrategia de venta está funcionando o si necesita mejorar. Con herramientas como Google Analytics podés medir qué productos interesan más, de dónde proceden tus clientes, qué contenido comparten, y mucho más. Es decir, reducirás muchos esfuerzos tratando de saber qué es lo que quieren los clientes.

4.- Llegás a un mayor número de personas (aumento de la cuota de mercado).

Todos sabemos la importancia de disponer de una localización óptima para nuestra tienda física, ya que es clave para que la vean los clientes y decidan entrar a comprar. Estar presente en Internet hace que tu empresa no sea sólo visible para aquellas personas que residan en tu localidad, sino que también llegás a aquellas que residen en otras regiones o países. Tenés el mundo entero a tu disposición para que compren tus productos o servicios, sin ningún tipo de limitación. En nuestra sociedad la gestión del tiempo es fundamental, por lo tanto es determinante la posibilidad de poder comprar desde casa ahorrando así tiempo de desplazamientos. Hoy en día, la tienda física sólo es la pequeña punta del iceberg! 

5.- El precio lo ponés vos.

Una de las ventajas más interesantes que ofrece el marketing digital es que es mucho más barato que la publicidad convencional (anuncio en radio, tv, revistas,…). A partir del presupuesto que tengas, se planifica tu estrategia digital. Es totalmente adaptable a todo tipo de bolsillos.

6.- Superás a tu competencia.

Facilitarle a tus clientes una web que los acerque a tu negocio para que puedan estar al tanto de tus noticias, ofertas e información de una forma sencilla y atractiva va a mantenerlos interesados en vos sobre el resto de tus competidores. Además, teniendo posibilidad de medir tus resultados a través de las herramientas que ofrece una web, alcanzás una posición más ventajosa y eficiente frente a tu competencia.

7.- Competís con las grandes empresas.

Hoy en día, cuando una persona necesita conocer acerca de un producto o servicio, lo primero que hace es consultar en Google. Con una buena estrategia (con un posicionamiento SEO y/o SEM) podés introducirte dentro de las primeras posiciones de los resultados de los buscadores, sin importar el tamaño de tu negocio o el de tus competidores.

8.- Fidelizás tus clientes.

La imagen que proyectan actualmente las empresas que no están presentes en internet no es positiva a ojos del cliente. Tanto una web como las redes sociales te permiten establecer una relación directa con tus clientes, logrando así una relación de confianza que favorecerá a la fidelización.

9.- Superás los límites del horario comercial.

No tenés horario ni de apertura ni de cierre. Tu negocio vende durante 24 horas, los 365 días del año, y sin tu presencia continua. Vendés hasta durmiendo!

Solo debemos de centrarte en una estrategia efectiva y comenzarás a ver resultados!

Te invito a continuar tu lectura! Éxito web: cómo hacer una web que funcione

¿Dudas? 🙂

Si te gustó el post, por favor, compartí :)